Japón, Destino Sagrado
Comienza: Lunes 01, Octubre 2018
Termina: Lunes 15, Octubre 2018


Japón es el país del honor, el orden, la belleza, el respeto por los demás, el trabajo colectivo para lograr la felicidad y la veneración por lo divino. Esto lo convierte en un Destino Sagrado, hay que visitarlo para experimentar si es realmente una sociedad con un mayor nivel de consciencia.

Los japoneses se esmeran en preparar cuidadosamente y con seriedad todo proyecto que van a realizar para que refleje la armonía y la belleza aceptada y respetada dentro de su cultura. Ejemplo de lo anterior son su excepcionales jardines, parques, sus arreglos florales ïkebana¨ y sus templos. Su gastronomía es el resultado de su extenso pasado culinario que ha producido platos sofisticados, refinados y especializados para cada estación. Su cultura no sólo refleja las actitudes y preocupaciones del presente, también posee una profunda conexión y un tremendo respeto por su pasado.

Los japoneses incorporan las características de muchas religiones en su vida cotidiana, lo que se conoce como sincretismo. Por eso celebran las fiestas de el budismo, el cristianismo y la religión shinto, que es nativa y exclusiva de Japón. Existía antes de la llegada del budismo y es la fuente de su mitología y de la creencia que todo elemento de la naturaleza, montañas, ríos, el cielo, la tierra, determinados lugares, rocas, plantas, animales, árboles, etc. están dotados de alma o consciencia propia, lo que la convierte en una religión politeísta. Todo está vivo, es consciente y tiene un alma dotada de razón, inteligencia y voluntad. No posee ningún canon o libro sagrado y no busca acrecentar su número de fieles.

El budismo llegó al país proveniente de Corea en el siglo VI, cuando comenzaron a surgir diversas escuelas y tendencias del budismo mahayana, sin embargo lo que causó un impacto sobre la cultura japonesa es el budismo zen. El budismo está muy compenetrado con el shinto.

En 15 días de viaje recorreremos los templos, los jardines que desde hace más de mil años han sido la expresión del contacto de su raza con lo Divino y con la armonía que central para su cultura. La tierra donde sale el sol, de los Samuraí, los Shogun y el Zen.